Kingdom Hearts Fannon Wiki
Advertisement
Kingdom Hearts Fannon Wiki

Tiberius Aurelius, o Tiber, es un ex-miembro del Eclipse Eterno.

Biografía

Vida temprana

Tiberius nació como el segundo hijo de Maximus Aurelius y Valeria Albane, dos años después de su hermana mayor, Serena. Siendo el primer hijo varón de la familia Aurelius, fue nombrado segundo en la línea de sucesión, después de su padre. Dado su estatus como noble, Tiberius no solía mezclarse con la plebe y por tanto no hizo amigos, pero pasaba mucho tiempo con su padre y establecieron una relación muy estrecha.

Siete años más tarde de su nacimiento, su abuelo, a quien aún no había conocido, regresó de su cruzada de más de una década, afirmando que había recibido las enseñanzas de la Dama Nocturna que pondrían fin a la tiranía de Lumen, lo cual llevó a la fundación del Eclipse Eterno, usando la fortuna de su familia para financiar el culto. Su padre se fue a ayudar a sentar los cimientos mientras que él y Serena se quedaron en el castillo con su madre, su tía Yuki y sus primas menores Mayela y Natalia.

Poco después de su partida nació su hermana pequeña, Maureen, con quien no se llevó muy bien por culpa de sus simples celos infantiles. También se sintió sólo porque él era ahora el único chico de la familia y seguía sin amigos, pero estudió muy duro para manejar la gestión de las tierras de los Aurelius y ayudó a su madre a aliviar la crisis económica que la mala gestión de su abuelo había provocado, esperando que su padre estuviese orgulloso de su duro trabajo. Al ser enviados a su nuevo hogar en la sede del Eclipse Eterno poco antes de la conclusión de la Guerra seis años más tarde, los tres hermanos fueron separados de su madre y comenzaron a iniciarse en el culto de la Dama Nocturna. Tiberius ardía en deseos de reunirse con su padre, pero éste carecía de emoción alguna y evitaba cualquier tipo de contacto social, como si estuviese muerto por dentro.

Guerra de la Llave Espada

Al poco tiempo Tiberius empezó a darse cuenta de que su estancia en el culto fue un error. Maureen había sido temporalmente secuestrada por una facción de la guerra y cuando la rescataron tenía una piedra incrustada en su pecho que retuvo su envejecimiento, pero estaba claramente traumatizada. Mayela había sido gravemente herida en un intento de práctica de magia y Natalia y Yuki habían sido asesinadas por su tío Remus por intentar desertar, además de no creía en las enseñanzas de su abuelo y sospechaba de que le había hecho algo a su padre. Por lo que le comentó sus dudas a Serena e intentó convencerla de que tenían que escapar e ir con su madre, pero ella le dijo que les había abandonado y que la meta del culto era legítima, por lo que se enfadaron y empezaron a discutir hasta que Tiberius la dio por perdida.

Decidió dejar que su familia se hundiese en su propia miseria y escapó del castillo con el objetivo de alejarse de su familia lo más posible, aunque no supiese dónde ir o esconderse. Antes de salir, decidió llevarse a Maureen consigo, sabiendo que ella ya se había escapado antes y sabría cómo hacerlo otra vez, con la promesa de encontrar a su madre.

Durante su huida, el enfado irracional que Tiberius sentía hacia Maureen comenzó a desvanecerse gracias al tiempo que tuvieron solos para reconciliarse y vincularse. Eventualmente, Tiberius y Maureen fueron salvados por un espadachín solitario llamado Sephiroth, quien a pesar de participar en la guerra, su objetivo no era ganar y conseguir la Espada-χ, sino detener la guerra para que nadie alcanzase un poder que ningún mortal debería poseer. Tiberius y Maureen lo siguieron, y tras mostrar su empeño y admiración hacia sus ideales, fueron tomados bajo su tutela.

Durante los siguientes tres meses, las enseñanzas de Sephiroth cambiaron la forma de ver el mundo de Tiberius. En poco tiempo pasó de ser un niño rabioso a un chico desinteresado y maduro, además de un buen espadachín. Además, su relación con Maureen mejoró muchísimo y ahora dedicaba la mayoría de su tiempo a cuidar de ella. Uno de sus viajes les llevaron al Coliseo del Olimpo, donde Sephiroth hizo frente a 1000 Sombras y se convirtió en una leyenda regional. Durante esa lucha Tiberius y Maureen salvaron a dos residentes, Luso Clemens y Adelle.

Sin embargo, tres meses después, sucedió el Gran Cataclismo que fragmentó el reino en diversos mundos. Sephiroth, Tiberius y Maureen consiguieron sobrevivir, pero al ver el resultado de la guerra y el fracaso de su cometido, Sephiroth cayó en la locura y declaró que la humanidad no tenía futuro, por lo que la única forma de salvarla de un eterno sufrimiento era acabando con su existencia, para el horror de sus aprendices. Por lo tanto, Tiberius tomó su Katana y le mató antes de que les pudiera matar él a ellos, disculpándose por tener que hacerlo para salvar a la humanidad. Sin nada más que hacer, los dos hermanos enterraron al ángel caído y fueron a los restos del campo de batalla en busca de supervivientes.

Entre los muchos guerreros que habían sucumbido a la oscuridad encontraron a una chica inconsciente que había sobrevivido a la explosión. Intentaron despertarla pero estaba tan traumatizada que se negaba a moverse, por lo que Tiberius la cargó en su espalda y los dos intentaron sacarla de allí. Sin embargo, se habían dado cuenta de que el reino entero se había fragmentado en diversos mundos, por lo que la única forma de salir de allí era mediante un corredor de las tinieblas, algo que sólo se podía hacer con la ayuda de la Dama Nocturna. Ésta, a cambio de permitirles dejar a la muchacha a salvo, tendrían que volver al castillo del Eclipse Eterno por voluntad propia. Tiberius accedió y dejó a la chica a salvo en el hospital de Villa Crepúsculo antes de volver al castillo.

Durante los siguientes meses, Tiberius volvió a someterse a los estudios de su abuelo, aunque rechazara su filosofía abiertamente, irritándolo aposta. Por otra parte, comenzó a poner en práctica las enseñanzas de Sephiroth e intentó ayudar a su familia en lo que pudiese. Serena seguía sin hablarle dado que no se tomaba en serio la causa pero trabajaron juntos para ayudar en la rehabilitación de Mayela. Por supuesto también dedicó mucho tiempo a Maureen, estrechando cada vez más su relación.

Preparativos para la Voz

Meses más tarde, su abuelo profetizó que la Dama Nocturna escogería a uno de sus nietos como su "Voz", y aquel que oyera su voz sería su nuevo receptáculo hasta que consiguiesen liberarla de su confinamiento. Él y sus hermanas y prima se metieron juntos en una cámara de meditación hasta que la Dama les hablase a uno de ellos. Maureen fue la que oyó la voz de la Dama, pero Tiberius dio la cara por ella y se autoproclamó la Voz de la Dama. Su abuelo ordenó a todos sus familiares y amigos que no volvieran a tener contacto con él, de modo que no tuviese ataduras con su anterior vida una vez llegara el momento.

Durante los siguientes tres años, Tiberius fue sometido a extremas pruebas de aislamiento y torturas psicológicas llevadas a cabo por Metus, con la intención de romper su fuerza de voluntad y que asumiera su destino como la Voz. Sabiendo que Metus podía leer la mente, Tiberius fragmentó su corazón en dos, sellando los componentes de Miedo, Tristeza, Alegría, Amabilidad y Amor, y dejando expuesta los componentes de Ira y Ambición. Aquello lo sumió en una inestabilidad emocional y mental, alimentando su propio odio y haciéndole creer que ya nadie le quería. Ni siquiera su propio padre mostró pena alguna por su situación. Su tío Romulus fue el único que sintió compasión por él pero no pudo hacer nada por ayudarlo.

Cuando pasaron esos tres años, Tiberius fue visitado por un joven que vino con la intención de matarlo. De alguna manera Tiberius espabiló por un momento y aprovechó para escapar de su celda, valiéndose de la oscuridad para forzar su camino. El joven intervino de nuevo y abrió un Corredor de las Tinieblas para transportarle a otro mundo, en Villa Crepúsculo, e intentó luchar contra él allí, pero Tiberius lo superó a pesar de estar medio loco y lo abandonó después de dejarle fuera de combate. Tiberius fue encontrado por su madre, Valeria, por lo que ella lo escondió y fue a encontrar algo con lo que darle de comer. Tiberius fue localizado por una lancera, y en su estado de locura la atacó, pero luego intervino su madre y la reconoció como Serena. Fue entonces cuando los miembros del culto le localizaron, por lo que Tiberius huyó de nuevo.

A pesar de sus esfuerzos, acabó acorralado, así que no viendo ninguna escapatoria, Tiberius sucumbió a la oscuridad por voluntad propia, y el fragmento de su corazón que expuso a Metus se convirtió en una Sombra, arruinando la profecía de Octavius en el proceso y salvando a Maureen de la misma. Sin embargo, sus tres años de tortura le habían forjado voluntad muy fuerte, por lo que su cuerpo se aferró a su alma y se convirtió en su Vestigio, heredando también la otra parte de su corazón que había suprimido.

Sueños de Destrucción

En Construcción

Personalidad

Tiberius puede ser descrito como una persona excesivamente desinteresada. Rechaza por completo la búsqueda del placer inmediato para preocuparse por el bienestar de los demás. Los valores que su maestro le transmitió le convirtieron en una persona mucho más madura que cualquiera de su edad, pero por su culpa ahora cree que uno ha de vivir por los demás y rechazar por completo los deseos del individuo. Su coraje y determinación también se acentuaron bastante en su carácter, queriendo luchar por el bien de las personas a las que quiere. Esto fue demostrado cuando tomó el papel de la Voz de la Dama en lugar de Maureen, quien se sentía aterrada por ser la elegida.

Sin embargo, cuando fue sometido a torturas psicológicas y fragmentó su corazón, ocultando su cinco de sus componentes y dejando expuestos sólo Ira y Ambición, Tiberius fue sumido en una ligera inestabilidad mental, volviéndose paranoico ante cada situación en la que se sentía amenazado. Ésto le hizo olvidar por completo lo que se sentía al estar feliz y le hizo pensar que nadie en el mundo le importaba lo que le sucediera. Con el tiempo aprendió a aferrarse al dolor y convertirlo en su armadura. Ahora no tiene miedo a nada que no sea perder a sus seres queridos. Ni si quiera a la muerte, según sus propias palabras. Metus le mostró eso tantas veces que ya no valora su propia vida. Lo único que le impide morir es su deseo de proteger a su hermana menor de la profecía de Octavius, y aún así está dispuesto a morir por ella. Vive por los demás, y no por sí mismo, lo cual es la principal razón de la preocupación de las personas que le rodean.

Cuando sucumbió a la Oscuridad a voluntad, el fragmento de su corazón que expuso a Metus se convirtió en una Sombra, mientras que la otra parte de su corazón, conteniendo su Miedo, Tristeza, Alegría, Amabilidad y Amor, fue heredada por su Vestigio.

Estilo de Combate

Su estilo de lucha se basa principalmente en la velocidad, ejecutando ataques débiles pero rápidos y repetidos, obligando a su adversario a defenderse solamente sin permitirle atacar. Gracias a su técnica, puede atacar a la vez que se mueve, abalanzándose hacia su adversario antes de que pueda reaccionar y atacarlo desde distintos flancos de forma seguida, haciendo casi imposible poder seguirle el ritmo. Cuando no está atacando, Tiberius permanece en una pose de lucha que consiste en sostener su espada a la altura de su hombro derecho con ambas manos y apuntando su hoja hacia el frente, permitiendo a la vez prepararse para el ataque y la defensa. En resumen, lucha como un samurai.

Sin embargo, lo que Tiberius gana en velocidad y táctica, lo pierde en poder y fuerza física. Sus tres años de cautiverio y falta de entrenamiento le han dejado muy por detrás que el resto de miembros de su familia, convirtiéndose seguramente en el más débil de todos. Para compensar por ello, se ve obligado a abrir su Corazón a la Oscuridad. Ésto le hace perder parcialmente su cordura pero sus capacidades físicas aumentan considerablemente, aunque tenga que luchar como una bestia impulsiva. Ahora que ha experimentado lo que es ser una Sombra, conoce los límites que su cuerpo y corazón pueden aguantar y parar antes de alcanzar de nuevo el punto de no retorno.

La afinidad elemental de Tiberius es Fuego, y su capacidad de Maná es de Rango C. Aunque ha olvidado la mayoría de lo aprendido, todavía sabe invocar llamas de sus manos y pasar a combate cuerpo a cuerpo si la situación lo requiere, o prender en llamas la hoja de su arma. También aprendió en su día a usar magia de Combustión, pero ha olvidado todo lo que aprendió, por lo que ese elemento le es inaccesible. Tenía ambiciones de aprender magia Lunar, pero su aislamiento comenzó antes de que pudiese comenzar sus estudios en esa materia.

Ojo de la Mente

El Ojo de la Mente (心眼 Shingan) es un Poder Latente que le da la capacidad de percibir y observar perfectamente el mundo que le rodea; objetos, personas, ubicaciones, eventos, con su mente, sin errores y con una precisión al 100%. Un talento natural para prever (sentir) y evitar el peligro sobre la base de un sexto sentido innato. La precisión de este instinto se puede aumentar con la experiencia.

Aún no ha creado un Catalizador Espiritual, por lo que no ha despertado éste Poder Latente de su interior.

Curiosidades

  • Su nombre es Tiberius, pero en la versión narrada de Dreams of Destruction, se le llama "Tiberio" para que suene más acorde con el lenguaje español.
  • El aspecto de Tiberius está inspirado en una versión prototipo de Karya Matou, un personaje de Fate/Zero. Su historia también ha servido de base para la de Tiberius.
Advertisement