Hana Ikari es una niña perdida que vive bajo la protección de las Hadas.

Biografía

Vida Temprana

Natalia nació como la hija de Romulus Aurelius y Yuki Ikari, junto a su hermana melliza, Mayela. Natalia demostró un don para tener éxito en básicamente todo lo que proponía, lo cual hacía sombra a su hermana, que era más patosa y recibía menos halagos, aunque Natalia era incapaz de darse cuenta de ésto. Por lo general pasaban el tiempo jugando con su prima mayor Serena y daban paseos entre la plebe.

Seis años más tarde de su nacimiento, su abuelo, a quien aún no había conocido, regresó de su cruzada de más de una década, afirmando que había recibido las enseñanzas de la Dama Nocturna que pondrían fin a la tiranía de Lumen, lo cual llevó a la fundación del Eclipse Eterno, usando la fortuna de su familia para financiar el culto. Su padre se fue a ayudar a sentar los cimientos mientras que ella y su hermana se quedaron en el castillo con su madre, su tía Valeria y sus primos Serena, Tiberius y la recién nacida Maureen.

Eclipse Eterno

Al ser enviados a su nuevo hogar en la sede del Eclipse Eterno poco antes de la conclusión de la Guerra seis años más tarde, las hermanas se reunieron con su padre y comenzaron a iniciarse en el culto de la Dama Nocturna. Durante un estudio de magia, Natalia superó a su hermana una vez más cuando al calcular su nivel de Maná descubrieron que Natalia tenía un Rango de nivel A, el más alto, mientras que Mayela tenía el E, el más bajo. Aquello fue la gota que colmó el vaso y Mayela se enfadó con ella, desatando toda la furia que había contenido durante los últimos 12 años y llamándola de todo, afirmando que la odiaba.

Natalia no tuvo el valor para hablar con ella, reflexionando en cómo había hecho a su hermana sentir. lamentablemente, Mayela había resultado gravemente herida al intentar experimentar con la oscuridad en un intento de superarla. Yuki tomó la decisión de abandonar el culto y se llevó a Natalia con ella.

Las dos se escondieron en una isla esperando conseguir la protección de las Hadas, pero fueron localizadas por su tío Remus, el hermano gemelo de su padre, y Natalia recibió un fuerte golpe en la cabeza. Incapaz de defender a su hija del sádico asesino, Yuki se convirtió en una Sombra a voluntad, sacrificando su humanidad pero obteniendo poder suficiente para repeler a su atacante, quien abandonó la lucha contando con que Yuki acabara con Natalia. Sin embargo, al ver a su hija, Yuki recuperó el sentido de sí misma y sus recuerdos fueron reactivados, y aunque recuperó una forma similar a su apariencia humana, no fue capaz de volver a su cuerpo, manteniéndose como Sombra. Llevó a la malherida Natalia ante las Hadas menores y les suplicó que la salvaran, quienes, sintiendo lástima por su relato, accedieron a ayudarlas.

Niña Perdida

Natalia se recuperó, pero debido al golpe en la cabeza que recibió lo olvidó todo, incluyendo hablar, leer y andar. Yuki aprovechó para proporcionarle una nueva vida dándole un nuevo nombre: Hana. También recibió ayuda de las Hadas menores locales para educarla y hacerla fuerte usando Luz pura para evitar que ella tuviera que realizar pactos con Lumen.

Hana aprendió a realizar pactos con las hadas y usar su poder en combate y le regalaron los Siete Anillos para poder canalizar ese poder de forma ofensiva. Eventualmente formó un contrato en condiciones con un hada llamada Campanilla, y como efecto secundario, su atemporalidad fue transferida a Hana, por lo que dejó de envejecer, tanto en cuerpo como en corazón.

Tras el gran cataclismo que puso fin a la Guerra de la Llave Espada, cuando Hana cumplió los doce años, la isla en la que vivía se convirtió en un mundo independiente. Por lo general pasaría el tiempo aprendiendo a volar, jugando al tú-la-llevas con los indios locales o protegiendo los dominios de las Hadas de las Sombras junto a su madre.

Sueños de Destrucción

En construcción

Personalidad

Si Hana pudiese ser descrita en una sola palabra, sería "Pureza". Es una niña protegida del mundo que ha vivido una vida cómoda, rodeada de gente que le mima y sin nadie que quisiese hacerle daño. Es entusiasta, ingenua e infantil incluso para su edad, aunque por eso último no se le puede culpar ya que mentalmente tiene tres años y aunque ese no fuese el caso, la atemporalidad de su hada, Campanilla, ha causado que Hana pierda la capacidad de envejecer.

A pesar de sufrir amnesia, su personalidad no ha cambiado demasiado. Si bien puede ser desatenta y le cuesta comprender cómo se sienten los demás, se preocupa por el bienestar de sus seres queridos y es rápida tomando la iniciativa, aunque base sus decisiones en corazonadas en vez de razón. Es muy dependiente de su madre, pero es valiente y sabe que el poder que las hadas le han otorgado conlleva una gran responsabilidad, y elige utilizarlo para proteger a sus amigos.

Estilo de Combate

Si hubiese que juzgarla solamente por poder puro, Hana es sin lugar a dudas el miembro más poderoso del Grupo. Sin embargo, debido a su negativa disposición a herir a otros seres vivos, Hana nunca lucha usando sus poderes al máximo, conteniéndose en la mayoría de las ocasiones a menos que la situación lo requiera de manera desesperada.

Habiendo sido criada por hadas, Hana se ha especializado en usar magia basada únicamente en Luz, lo cual resulta irónico teniendo en cuenta que el resto de su familia usa la oscuridad para aumentar sus poderes. Puede lanzar hazes de Luz que pueden ser extremadamente letales contra seres de oscuridad. También puede ejecutar magia curativa, y con su alto Rango de Maná puede cerrar heridas graves en cuestión de segundos, por lo que es el "mago blanco" principal del Grupo.

Al extraer poder de Campanilla, Hana obtiene gran variedad de habilidades como levitación, pudiendo mantenerse en el aire y moverse según le plazca. También tiene acceso a Telequinesia, pudiendo con su mente mover objetos del entorno, o incluso personas. Normalmente, todo humano que supiese usar telequinesia sólo sería capaz de mover un objeto, pero al hacer pactos con las hadas, Hana puede mover más de uno. El problema es cuando Campanilla se queda sin energía elemental, por lo que Hana debe esperar a que se recargue, y ese es un momento en el que está más vulnerable.

Lo que Hana gana en poder puro lo pierde en fuerza y resistencia. Físicamente es la más débil del grupo y no sabe encajar bien los golpes, por lo que siempre lucha desde la distancia. Tiene la suerte de haber nacido con un Rango de Maná de nivel A, y su afinidad elemental es Aire, pero no ha aprendido a manipular éste elemento más que crear un remolino debajo de ella para darse un impulso al saltar.

Poder Latente

El Poder Latente de Hana es Clarividencia (千里眼 Senrigan). Le permite ver su futuro cercano, como máximo 6 minutos. Sin embargo, a pesar de que puede prever el futuro, no puede hacer nada para cambiarlo.

Catalizador Espiritual

Alas Sagradas (Hana).png

Su Catalizador Espiritual son las Alas Sagradas (神聖な翼 Shinseina Tsubasa), que como su nombre indican, son un objeto de luz pura que toma forma de alas de ángel. No le permiten volar, pero son perfectas planeadoras, permitiéndola tomar una distancia segura sin tener que abusar de los poderes de Campanilla. No tienen ninguna función combativa.

Arma

Uno de los siete anillos, aunque todos tienen la misma forma

Hana recibió un regalo de las hadas: los Siete Anillos (七つの指輪 Nanatsu no Yubiwa), un artefacto mágico que funciona de manera similar a unas Chakras.

Normalmente, cuando no se encuentra en situaciones de combate, los anillos se quedan fusionados en uno sólo, pero cuando entra en combate Hana puede duplicarlo hasta siete veces. Por lo general, sólo puede llevar uno en cada mano, pero si usa la telequinesia puede luchar con todos a la vez.

Los use como los use, los Anillos no tienen ningún filo, pero tienen dos funciones principales: la primera es canalizar Luz. Hana las puede infundirlas con su propia energía lumínica y lanzarlas contra el enemigo, causando desde daños leves hasta explosiones, dependiendo de cuánta energía infunda. La segunda función es "retorno". Si las lanza o si se les cae, siempre volverán a su mano. Por lo general las suele usar lanzándolas desde la distancia, sean dos o siete, permitiéndola guardar las distancias con el enemigo incluso si Campanilla se queda sin energía.

Curiosidades

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.